0

Pide el CCE que no haya borrón y cuenta nueva con cada administración y que no se eche por la borda lo  construido. 


Teniendo como propósito para el 2023 mejorar el tejido social, el bienestar y el crecimiento económico, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Tijuana  señaló que son varios los temas en agenda a los que conviene dar seguimiento. 

Lo anterior lo expresó Francisco Rubio Rangel, presidente del organismo cúpula,  externando que durante su gestión se han atendido los temas en agenda de los 16  organismos empresariales que conforman al CCE. 

Desde los problemas del callejón de exportación para la industria, la mejora  regulatoria para evitar tanta burocracia y que los negocios informales se integren de  manera formal a la economía, hasta cuestiones como la infraestructura, la movilidad  y la seguridad, dijo. 

“Como organismos buscamos encaminar a las empresas para que en el día a día puedan operar mejor, para ampliar negocios, atraer más inversiones, esto a través de  mesas de trabajo con el municipio y con el estado, a fin de crear un ambiente de  negocios sano y mejorar el ambiente laboral”, anotó. 

Un punto fundamental, apuntó Francisco Rubio, es que no haya borrón y cuenta  nueva con cada administración, es decir, que no se eche por la borda lo construido. 

“Por eso es importante tener continuidad y que sepamos a dónde vamos. Es algo que  le hemos dicho a los tres niveles de gobierno, no importa que sean proyectos a 6  años, a 8 años, sino que se hagan”, subrayó. 

Por ejemplo, dijo, el que no exista un programa de transporte público eficiente es un  problema que se viene arrastrando desde hace años, lo cual tiene mucho que ver con  la falta de planeación.

“Estamos tratando de poner sobre la mesa cuestiones de sentido común que nos den  una visión de hacia dónde queremos ir, con un esfuerzo que debe ser de todos”,  sentenció. 

Uno de esos temas sobre la mesa, comentó, es la política de desarrollo empresarial  del estado y el fideicomiso empresarial, donde el objetivo es que sea una negociación  donde ambas partes propongan. 

Otro punto es el tema de la energía, agregó el dirigente, donde se tomó la decisión  de hablar con autoridades del Estado, para crear el Consejo Consultivo de Energía y  generar información valiosa que le sea útil a la gobernadora Marina del Pilar Ávila  para gestionar recursos para transmisión y distribución. 

“A raíz de esta buena información sobre dónde se requiere de energía y así canalizar  las inversiones que van llegando también se abordando el tema del agua”, afirmó. 

Otro gran pendiente, resaltó el líder del CCE Tijuana, es la seguridad, donde se  espera que el gobierno del estado reactive un puesto clave denominado Comisario  Ejecutivo, una figura que debe fungir como coordinador de seguridad. 

En ese tenor, Rubio Rangel precisó la necesidad de apostar por soluciones que vayan  a la raíz, como es el caso de las adicciones, pues es parte de mejorar el tejido social. 

“Sentimos que donde más podemos abonar es en el tema de las adicciones. Ya  estamos afinando los detalles para revivir el museo Ámbar, el cual funcionaba muy  bien, les enseñan a los niños y niñas lo importante que es el cerebro y cómo reacciona  al momento de consumir drogas”, explicó. 

Asimismo, a través del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública la iniciativa privada  puede aportar mucho más en materia de seguridad, mediante donaciones de equipo y otras iniciativas que contribuyan a disminuir la incidencia delictiva.

Proyecta Consejo Municipal de San Felipe ingresos de 147 MDP para el 2023

Previous article

Fue el 2022 un año positivo para la industria

Next article

You may also like