0

Conforme avanza el gobierno de Andrés Manuel López Obrador más nos trae a la memoria los tiempos de Luis Echeverría y José López Portillo.

Los tres encabezaron gobiernos populistas y desorganizados. Quizás el parecido del gobierno de AMLO sea mayor con el de Echeverría, quien se destacó por sus propuestas políticas desmesuradas y proyectos faraónicos que costaron mucho dinero al erario.

Echeverría disparó el gasto público, duplicó el número de burócratas, viajó por todo el mundo y dio rienda suelta a los grupos progresistas, incluyendo a miles de asilados.

Tanto Echeverría como López Portillo concluyeron sus gobiernos con crisis económicas que significaron para los mexicanos años de penurias y sufrimientos.

Por su parte, López Obrador ha controlado parte de la corrupción del gobierno federal, pero ha sido muy dispendioso en proyectos como el AIFA, Dos Bocas y Tren Maya.

Además asignó partidas muy jugosas para subsidiar sus programas sociales a favor de personas de la tercera edad y jóvenes profesionistas. Al mismo tiempo ha cancelado proyectos de alta rentabilidad como el NAIM y la cervecería Constellations en Mexicali.

Y cuando el país se debate en una espiral de violencia y una fuerte crisis económica, el mandatario propone desmontar la Estatua de La Libertad, en Nueva York, como respuesta a la posible condena perpetua de Assange por cargos de espionaje.

¿Se habrá dado cuenta López Obrador que probablemente el 90 por ciento de los mexicanos no saben ni les interesa saber quién es Assange, y que lo realmente urgente para ellos es que el gobierno ponga en paz a la delincuencia para que regrese la tranquilidad al país y con ella la inversión y la creación de empleos?

Queda claro que el crecimiento económico del actual sexenio será el más bajo desde el régimen de Miguel de la Madrid,  y podría empeorar si AMLO se aferra a temas irrelevantes para los mexicanos.

Julian Assange ya sabrá cómo defenderse, así que por favor presidente López Obrador, dedique su tiempo a trabajar y a cumplir la responsabilidad que le confirieron los mexicanos en el 2018.

 

 

El nihilismo digital

Previous article

Inicia en Mexicali el operativo “Agosto Seguro” para proteger del calor a la población más vulnerable

Next article

You may also like