0

Baja California es una joya en el mundo de los vinos y de la gastronomía, aclamada por los grandes chefs, degustadores y catadores más importantes del mundo, como en su momento lo fueron el finado Anthony Bourdain o Gordon Ramsay.

Presentes en los restaurantes y tiendas gourmet más prestigiosos de Valle de Guadalupe y Tijuana, aquí te dejamos algunas recomendaciones culinarias que son ideales para estos días.

FINCA ALTOZANO  

Un lugar de obligada visita en el Valle de Guadalupe es la Finca Altozano, creada en 2012 por el chef tijuanense Javier Plascencia, este espléndido lugar nos sorprende con un asador campestre que ofrece lo más selecto de los huertos, ranchos y mares de la región.

Y para acompañar, siempre están listos los mejores vinos y cervezas artesanales mexicanas.

Los expertos de la gastronomía lo saben, y nos afirman que en Finca Altozano se respira la excelencia de una cocina que conjuga lo más suculento del mar y los cortes más finos, dando una amplia variedad de soberbios platillos que son para paladares exquisitos y amantes de la cocina de alta gama.

 BODEGAS SANTO TOMÁS  

Cuando se habla de vinos de Baja California, forzosamente se tiene que nombrar a los de Bodegas de Santo Tomás, que sustentan su excelencia con más de 130 años de fina producción en sus cosechas.

Tener una copa y darle sorbos a un vino de Santo Tomás, es experimentar el placer y la elegancia que nos brinda la bondadosa tierra mediterránea de nuestro Estado, acariciada por el viento y la lluvia.

Si acudes, no olvides de disfrutar de Duetto, una producción de su línea premium y que es una variedad y armonía gustativa compuesta de un 60% Tempranillo, 40% Cabernet Sauvignon, bajo un trabajo de 18 meses en barrica nueva de roble francés, para finalmente ofrecer sus icónicas tonalidades rojo rubí y violáceas, dando una gran intensidad aromática a tus momentos más entrañables con frutos rojos.

BAJA OMAKASE  

La cocina asiática y de Baja California tiene su historia y romance muy particular. Baja Omakase es una de las últimas grandes joyas que la región puede presumir al mundo.

Asentado dentro de las hectáreas de la vinícola de Mogor Badán, Toshi, un chef japonés radicado en Tijuana, presenta un omakase de 17 tiempos con productos completamente bajacalifornianos, y donde el pescado fresco será su principal ingrediente, para disfrutar la tarde bajo un árbol con 12 asientos y tres barras.

Y entonces sí, ¡prepárate!, porque tu paladar tendrá una explosión de sabores, en sintonía con ese momento de relajación que mereces y que sólo el Valle de Guadalupe te ofrecerán.

MALVA 

Las buenas sorpresas, vaya que siempre son bienvenidas y Malva, ¡créenos!, te brindará una gran experiencia… ¡digna de presumir!

Ubicado en el comienzo de la Ruta del Vino, Malva se caracteriza por las fusiones gastronómicas que ofrece, a cargo del reconocido chef Roberto Alcocer, quien se encarga de ofrecer sublimes presentaciones que te encantarán.

Entre sus especialidades, cuando los visites no dejes de probar sus setas con ajo negro, aioli y cebolla caramelizada, un platillo que cualquiera debe probar al ir al Valle de Guadalupe, así como el pescado escolar con harissa y zanahoria, además de sus mariscos, las tostadas y sus platillos de res, todo bajo el cobijo de un tenue sol abrasador dentro de una terraza en la que disfrutarás lo hermoso y campirano de los viñedos.

Y no olvides que Malva tiene la opción de elegir un menú de cuatro u ocho tiempos.

 

 

 

La Gran Renuncia y su impacto en el mundo y BC

Previous article

Tres empresarios y padres que forjaron el BC de hoy

Next article

You may also like