0

Estados Unidos expulsó ayer a más de 40 niños en vuelos a Honduras, Guatemala y El Salvador, intensificando el número de las deportaciones ante la crisis migratoria que enfrenta en la frontera con México.

Decenas de miles de menores sin acompañantes provenientes de esos tres países centroamericanos han sido detenidos cruzando la frontera sur estadounidense este año, poniendo a prueba la capacidad de las agencias de migración y generando un debate político en Estados Unidos sobre cómo resolver el problema.

Un total de 33 menores de entre seis meses y 15 años, y 26 madres aterrizaron en San Pedro Sula, en Honduras, ciudad con la mayor tasa de homicidios del mundo, provenientes de la Unión Americana.

Preocupación y deudas

En el lugar, la esposa del presidente, Ana García de Hernández, se reunió con ellos y expresó su preocupación. La primera dama hondureña dijo que un gran número de las madres se endeudaron mucho para hacer el viaje y se preguntó cómo podrían pagar ahora.

Los vuelos del viernes fueron los segundos tras la deportación el lunes de niños y mujeres a Honduras.

Los inmigrantes centroamericanos, cuyo arribo a Estados Unidos ha crecido desde octubre del año pasado, huyen del crimen rampante y la brutalidad de las pandillas que asolan sus países. Muchos pagan a contrabandistas en su intento por cruzar ilegalmente la frontera desde México hacia territorio estadounidense.

Cinco niñas y dos niños de entre dos y 16 años, y cinco madres fueron enviadas desde Nuevo México a la ciudad de Guatemala, junto a otros adultos, dijo la embajada de Estados Unidos en Guatemala.

Posteriormente, el mismo vuelo llevó a tres niños y una niña de entre cuatro y 14 años, y a cuatro madres a San Salvador, junto a otras 22 mujeres, según funcionarios en Guatemala y El Salvador.

Las deportaciones de esta semana se producen tras un compromiso del presidente Barack Obama de acelerar el retorno de los inmigrantes indocumentados a sus países de origen en América Central.

Obama se reunirá con los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador en la Casa Blanca la próxima semana para discutir formas de cooperación por la llegada de niños inmigrantes a Estados Unidos, dijeron el viernes funcionarios en Washington.

Las autoridades estadounidenses han detenido a más de 52 mil menores no acompañados que han ingresado de manera ilegal a la Unión Americana desde octubre pasado, según información oficial.

Guatemala recibió en las últimas semanas las visitas del vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, y del secretario de Seguridad, Jeh Johnson, quienes dijeron que todas las personas que crucen la frontera de manera ilegal serán deportados, sin importar la edad.

La mayoría de esos menores proceden de Honduras, El Salvador y Guatemala, y buscan la reunificación con familiares en Estados Unidos, además de huir de la pobreza y la violencia que azotan a los tres países de América Central.

Peña Nieto sabe que habrá un costo politico por las reformas, dice Gamboa Patrón.

Previous article

Mama ROSA, adopto a su 1er niño a los 14 años, un bebe abandonado por cirqueros.

Next article

You may also like

More in Destacado