0

Atacada por unos y defendida por otros, la historia de Rosa del Carmen Verduzco está llena de claroscuros, con detalles que durante los últimos días le han dado la vuelta al mundo tras el rescate de más de 500 niños y adultos del albergue La Gran Familia.

Nacida el 24 de agosto de 1934, en una familia de abolengo de Zamora, ‘Mamá Rosa’ o ‘La Jefa’, como la conocen, inició un historia de ayuda cuando apenas tenía 14 años un día que un seminarista llevó a un huérfano a su casa.

Desde la década de los 60 del siglo pasado se comenzaron a publicar reportajes y escritos de personajes con renombre, como los historiados Luis González y Enrique Krauze, así como periodistas extranjeros que vinieron para contar su historia.

En una entrevista de 1975 se definió como “una mujer primitiva. (…) No oculto lo que soy ni lo que siento”, le dijo a Joseph Blank, quien publicó el perfil de Verduzco Verduzco en la revista Selecciones Reader’s Digest.

Ahí, la describió como una mujer “sin pretensiones, sincera, franca, su personalidad es efusiva, formidable, incontenible como un alud. A veces su voz y su vocabulario son dignos de un carretero. Una hora después de haber abofeteado, en un rapto de ira, a algún chico culpable de una maldad, el remordimiento la agobia”, narró en su texto.

El padre de Rosa del Carmen Verduzco era un acaudalado industrial, por lo que nunca supo de deberes domésticos, incluso, ni de recoger su plato de la mesa.

Adolescente, no se ocupaba de sí misma, pero ya daba señales de su carácter altruista; era presidenta de una comisión escolar, encargada de realizar obras sociales. En 1948, cuando tenía 14 años, recibió la llamada telefónica de un seminarista, que le comentó que unos cirqueros habían abandonado a un niño de unos nueve meses; sin pensarlo, comenzó a hacerse cargo de él.

Se encariñó con el niño y al cabo de varios meses comenzó a velar por otros muchachos, sin hogar.

Rosa del Carmen tuvo que instalarse en la ciudad de México para continuar sus estudios como maestra. A la par que asistía a la escuela, consiguió un trabajo en la Fundación Mier y Pesado y enviaba a Zamora su sueldo para el sostenimiento de sus chicos.

Regresó a Zamora en 1954. Su padre, que no estaba de acuerdo en que ayudara a niños en situación de calle, había muerto.

Con su madre, la relación era diferente, ella respetaba la decisión de la joven y le cedió una casa, propiedad de la familia. Instaló allí a sus siete chicos y poco después dejó el hogar materno para mudarse con ellos.

El personaje de ‘Mamá Rosa’ nació en 1957 cuando una mujer con trastorno mental le regaló a su bebé recién nacido. La joven maestra, de 22 años, decidió registrarlo como hijo natural suyo. Con los años serían cientos los infantes registrados como sus descendientes.

A principios de los 70 había adoptado a 40 menores y el trabajo se le multiplicaba, porque habitaban cuatro casas. Fue entonces que compró el terreno de 8 mil metros que constituyó el núcleo de su primer hogar. Los hijos adoptivos ayudaron a fabricar ladrillos y levantar muros.

Esta familia se constituyó en asociación civil en 1973. Para entonces, su fama había crecido y políticos, intelectuales y empresarios le respetaban. El centro llegó a ser visitado por Vicente Fox y Felipe Calderón. Incluso, su gimnasio fue donado por la reina Isabel II de Inglaterra.

El pasado martes, esta mujer pasó de ser una venerada educadora a una presunta explotadora.

El Universal.

Expulsa a mas de 40 niños Estados Unidos, todos de Centro America.

Previous article

TELEVISA y Gobierno encontraron un distractor emocional enorme en Mama Rosa.

Next article

You may also like

More in Destacado