0

Este año, los trabajadores en México gozarán no sólo del aumento del Salario Mínimo, sino de las llamadas vacaciones dignas, por lo que se estima que algunos dueños de micro y pequeños negocios tendrán que negociar con sus trabajadores. Checa por qué.


Desde el pasado 1 de enero, México amaneció con un incremento salarial del 20%, el aumento del periodo vacacional obligatorio, de 6 a 12 días y la sobretasa del 1.25% al Impuesto Estatal sobre Remuneraciones al Trabajo Personal.

En primera instancia, las dos primeras medidas un gran avance para los trabajadores de todo el país, sin embargo, para los expertos fiscalistas, quienes absorberán el impacto serán las pequeñas y microempresas, de las que se reportan cientos de miles en toda la nación, mismas a las que les significará un impacto económico del 20 por ciento.

«Al aprobar las medidas, sobre todo el aumento salarial y el incremento del periodo vacacional, los legisladores pensaron en beneficiar a la clase trabajadora, pero se olvidaron del impacto que causará, específicamente en las micro, pequeñas y medianas empresas, “que van al día”, máxime cuando están saliendo de una situación difícil tras la pandemia del Covid 19 y aparte el país enfrenta una alta inflación que es “importada” del contexto internacional», señaló el especialista fiscal Juan Manuel Hernández Brito.

Hernández Brito recordó que a partir del primer día de este 2023, el salario en Baja California subió de 260.34 a 312.41 pesos diarios, pero lo que más impactará a los patrones, sobre todo a los dueños de pequeños establecimientos, será el aumento del periodo vacacional de 6 a 12 días, lo que significará una semana más de ausencia laboral al año por cada trabajador, y “el dejar de hacer, lo mismo que el hacer, cuesta a las empresas”, subrayó.

Por ello, aconsejó que en esta circunstancia los patrones tendrán que hacer acuerdos con sus trabajadores para tratar de minimizar el impacto, pues la ley indica que los 12 días de vacaciones deben ser consecutivos, a menos que el trabajador solicite dividirlo en dos periodos, o tomar 6 días y el resto un día semanal durante seis semanas, etcétera.

Manifestó por otro lado que los incrementos en materia de seguridad social por las modificaciones al Salario Mínimo en lo que va de la presente administración, se traducen en un alza del 70% en los costos laborales para las empresas, y que el 20% de esa cifra se está dando en un solo año, el 2023, por lo que debió hacerse de manera paulatina para aminorar el duro impacto para el sector empresarial, sobre todo para los pequeños negocios tales como cafés y oficinas de servicios profesionales.

No obstante, el especialista criticó que los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social siguen siendo deficientes, muy a pesar de que con las alzas salariales de lo que va del sexenio han aumentado las cuotas obrero-patronales que religiosamente deben pagarse al IMSS so pena de multas y hasta clausuras de las empresas, por lo que la institución “tiene que ponerse las pilas”.

Finalmente, Juan Manuel Hernández Brito resaltó que durante el gobierno del presidente López Obrador se ha beneficiado a la población trabajadora, pues el sueldo mínimo se ha más que triplicado (pasó de 88.36 pesos diarios a 312.41), en tanto que las vacaciones, que arrancaron con 4 días anuales en la primera Ley Federal del Trabajo de 1931, aumentaron a 6 días (50%) en 1970 y a 12 días a partir de este año, lo que representa un incremento del 100%.

¡Despídete de los cables! Llegó el primer televisor «inalámbrico»

Previous article

El trabajo de los policías construye los pilares de la paz y justicia: Marina del Pilar

Next article

You may also like

More in Destacado