0

Con la desaceleración de sus ventas y la caída del precio de sus acciones, Tesla Inc. redujo drásticamente los precios en varias versiones de sus vehículos eléctricos, haciendo que algunos de sus modelos sean elegibles para un nuevo crédito fiscal federal que podría ayudar a despertar el interés de los compradores.


La compañía bajó los precios casi un 20% en Estados Unidos en algunas versiones del Model Y SUV, su modelo más vendido. Ese recorte hará que más versiones del Model Y sean elegibles para un crédito fiscal para vehículos eléctricos de $7,500 que estará disponible hasta marzo. También redujo el precio base del Model 3, su modelo menos costoso, en aproximadamente un 6%.

Lejos de complacer a los inversores, los fuertes recortes de precios hicieron que las acciones de Tesla cayeran casi un 4% en las operaciones del mediodía del viernes. 

Desde principios de año, la acción se ha desplomado más de un 65%. Muchos inversionistas temen que la desaceleración de las ventas de Tesla persista y están cada vez más preocupados por el comportamiento errático del CEO Elon Musk y las distracciones causadas por su compra de Twitter por $ 44 mil millones.

“Creo que el verdadero impulsor de todo esto es la caída de la demanda de Teslas”, dijo Sam Abuelsamid, analista de e-Mobility de Guidehouse Research.

Itay Michaeli, analista de la industria de Citi, escribió en una nota a los inversionistas que Tesla parece estar priorizando el volumen de ventas sobre el precio, una estrategia que podría afectar sus márgenes de ganancias, al menos en el corto plazo.

La versión Model Y Performance, que anteriormente tenía un precio de casi $70,000, ahora comienza en poco menos de $57,000. El precio inicial del Model 3, el vehículo de menor precio de Tesla, se redujo a poco menos de $44,000 desde $47,000.

La decisión de la empresa de bajar el precio base del Model 3, que ya había sido elegible para el crédito fiscal federal, es una clara señal de que la demanda se había debilitado, señaló Abuelsamid.

Tesla ha agregado dos fábricas enormes en Austin, Texas y Berlín que funcionan a solo una fracción de su capacidad de producción, “lo que sin duda les está costando muy caro”, dijo Abuelsamid.

Muere Lisa Marie Presley a los 54 años, tras sufrir un paro cardiaco

Previous article

Y a todo esto, ¿cómo van los precios de la canasta básica?

Next article

You may also like

More in Destacado