0

Durante el último mes cuatro de cada diez habitantes del estado fueron abordados por alguna persona indigente, proporción que se incrementa a seis en Mexicali, así como, a cinco en las mujeres y las personas de 25 a 35 /46 a 65 años.

   Lo anterior informó el director General de la Casa Encuestadora IMERK, Lic. Manuel Lugo Gómez, quien indicó que con relación al 44.3% de la población que algún indigente les solicitó ayuda, se identificó que siete de cada diez personas fueron abordadas en la vía pública y dos en su casa, el acercamiento en la vía pública es mayor en Tijuana y en casa sube en Mexicali.

   Mencionó que de cada diez personas que solicitaron algún tipo de ayuda seis eran adultas, dos eran jóvenes y otras dos eran de la tercera edad; cabe resaltar que la incidencia de menores de edad es más alto en Tijuana y de ancianos en Ensenada.

   En ocho de cada diez acercamientos los indigentes solicitaron dinero y en dos pidieron comida, la solicitud de trabajo representa solo el 1.1%, abundó.

   Lugo Gómez resaltó que siete de cada diez personas ayudaron al indigente que les solicitó alguna ayuda, proporción que sube a ocho en Rosarito y Ensenada, así como en lo hombres y las personas de 18 a 35 años.

   A nivel estatal nueve de cada diez habitantes de Baja California consideran que existe un problema de personas indigentes en la entidad, proporción que a excepción de Tecate se mantiene en los otros municipios.

   Señaló que con relación al 85.5% que considera que sí existe un problema, se encontró que de cada diez personas cuatro perciben que esta situación se debe a la falta de empleo, tres a las adicciones y otras dos a los migrantes deportados de Estados Unidos, cabe resaltar que este último sube a tres en Tijuana, Mexicali y Tecate.

   Subrayó que actualmente cinco de cada diez personas consideran que los indigentes son un problema social, proporción que aumenta a seis en Mexicali, así como, entre las personas a las cuales se les pidió ayuda.

   Con relación al 47% que los consideran un problema social, se identificó que de cada diez personas cinco afirman que generan inseguridad en las calles, cuatro dicen que perjudican la imagen de la ciudad y una por la suciedad que producen en calles y lugares públicos.

   “De manera casi unánime (98.3%) los bajacalifornianos urgen a las autoridades a que desarrollen programas gubernamentales que ayuden a este sector de la población, proporción que se mantiene en todos los segmentos analizados”, concluyó el Director General de IMERK.

Presentan fundacion para apoyar bomberos y policías de Rosarito

Previous article

Ébola podría ser epidemia letal según OMS

Next article

You may also like

More in Destacado