0

Se beneficiará a cientos de miles de ciudadanos con un tránsito más ágil y seguro con el Puente Casa Blanca – Corredor 2000.

Para renovar y transformar de manera significativa la movilidad de Tijuana y el resto de los municipios de la zona metropolitana, la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Avila Olmeda, encabezó el arranque de la construcción de la obra denominada «Puente Casa Blanca – Corredor Tijuana Rosarito 2000»: un paso a desnivel de norte a sur por en el Corredor 2000, así como puente para conectar dicha vialidad con el bulevar Casa Blanca, localizada en la Zona Este de la ciudad.

La mandataria estatal indicó que se trata de la primera obra del programa RESPIRA que comienza su construcción en el municipio tijuanense, y que fue seleccionado el Corredor 2000 por ser una vialidad fundamental que tiene conexión directa con Playas de Rosarito y con la Carretera Libre Tijuana-Tecate. 

En su mensaje, la Jefa del Poder Ejecutivo del Estado indicó que las obras del Programa RESPIRA se desarrollarán de manera simultánea en los municipios más poblados del Estado, ya que lo que se busca es un proceso de transformación que renueve la imagen y la esencia de las ciudades bajacalifornianas a través de áreas verdes, más y mejores espacios públicos y sistemas de transporte modernos. La proyección es que cada una de estas acciones de infraestructura aumentan la movilidad entre un 45 y un 50 por ciento tanto en Tijuana como en los municipios de Mexicali y Ensenada.  

«Estas obras son solo el comienzo del primer eje esencial de nuestro programa Respira, que es la Recuperación del Flujo Vial. Pero aparejado a este punto estamos impulsando un programa de reforestación sin precedente y estamos apostando por nuevas tecnologías y sistemas de transporte de vanguardia, como el Tren Eléctrico Elevado Tijuana-Rosarito Sky Baja que revolucionará la movilidad intermunicipal. Esto significa más tiempo de calidad con nuestras familias, disfrutando del tiempo libre. Horas que serán nuestras y no del tráfico», subrayó Avila Olmeda. 

Por su parte, el secretario de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial, Arturo Espinoza Jaramillo, explicó que el proyecto que está emprendiendo el Gobierno del Estado corregirá varios puntos que se presentan en la intersección entre el Corredor 2000 y el bulevar Casa Blanca, y recomendó a las y los ciudadanos manejar con precaución, respetar las señales y tomar rutas alternas los próximos meses, reiterando que, luego de terminada la obra, se contará con un entronque más ágil y seguro, con mayor fluidez en el tránsito lo que se traduce en ahorros importantes en el tiempo de traslado de las y los ciudadanos hacia sus hogares y centros de trabajo.  

Cabe señalar que se tiene contemplado que los trabajos, que cuentan con una inversión de 208 millones de pesos y contempla beneficiar a más de 300 mil habitantes con 32 mil metros cuadrados de construcción, concluyan en el mes de septiembre de 2023.

Es Tijuana sede del “LIV Congreso Nacional de Cirugía Pediátrica”; esperan derrama económica de 15 MDP

Previous article

Jóvenes de BC presentan 11 proyectos para buscar soluciones biomédicas;  se posiciona el Estado como centro de servicios médicos binacional

Next article

You may also like

More in Destacado