0

Los niños que habitan el albergue La Gran Familia en Zamora, Michoacán, son censados para determinar de qué entidad son originarios y buscar a sus padres para que sean entregados, dijo el comisionado Alfredo Castillo.

Durante su recorrido por la casa hogar que dirigía Rosa Verduzco, el funcionario federal explicó que los menores que no sean originarios de Michoacán y no tengan familiares serán canalizados al DIF en sus respectivos estados.

Castillo consideró que seguramente existen más albergues con problemáticas, pero que las autoridades trabajarán para evitar que estas situaciones vuelvan a repetirse.

Admitió que las autoridades deben actuar conjuntamente con ese tipo de instituciones civiles, «la autoridad debe estar cercana» a ellas.

CETYS recibe acreditación internacional en Chicago

Previous article

Disminuye flujo de niños migrantes a Estados Unidos

Next article

You may also like

More in Destacado