0

Tijuana.- En Baja California la proporción de nacimientos fuera del matrimonio en 2012 fue del 46.7%, mientras que datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009 señalan que solo usaron métodos anticonceptivos 62.6% de las adolescentes sexualmente activas, además de que 33% de las adolescentes embarazadas al momento de la entrevista no planearon su embarazo y el 12.5% de ellas declaró no haberlo deseado.

En un informe enviado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), con motivo del Día Mundial de la Población, que se conmemoró ayer 11 de julio tras ser establecido en 1989 por el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se recuerda que según la Enadid 2009, solo 54.5% de los embarazos de adolescentes en Baja California fueron planeados, cifra menor al promedio nacional que fue de 59.4%.

«En Baja California la proporción de nacimientos fuera del matrimonio en 2012 es de 46.7%, lo que indica nuevos patrones de formación de la familia junto con el patrón tradicional donde los niños nacen dentro del matrimonio. Los nacimientos extramatrimoniales se producen en las relaciones no matrimoniales, entre las parejas que cohabitan y las familias mono parentales», afirma el reporte del Inegi. Un aspecto que resulta importante resaltar, se añade en el comunicado, es que la tasa bruta de matrimonios ha disminuido en los últimos años, pasando de 7.3 en 1993 a 5.3 matrimonios por cada mil personas en 2012; en tanto que la tasa de divorcios ha ido en aumento, sin embargo, a partir de 2009 se ha mantenido constante. 

El aumento de nacimientos fuera del matrimonio conlleva distintas problemáticas, como podría ser, según el caso, la ausencia de una figura paterna o materna en el hogar, así como en la educación escolar y en la formación en general de los menores, por lo que es preciso analizar a fondo las consecuencias de que cada vez se tengan más hijos fuera del matrimonio.

«La población de los países desarrollados enfrenta cambios importantes en sus patrones de nupcialidad, cuyos primeros indicios fueron observados durante el periodo de posguerra (principalmente en Europa Occidental y Estados Unidos) y que en las actuales generaciones representan un estilo de vida generalizado», afirma el comunicado. 

Dichos cambios, añade el Inegi, tienen que ver con «los bajos niveles de nupcialidad legal, alta ruptura en las uniones, una creciente proporción de nacimientos extramatrimoniales y niveles de fecundidad ubicados por debajo del umbral del reemplazo poblacional». 

En cuanto a la salud sexual reproductiva, el reporte afirma que actualmente uno de los desafíos a nivel mundial es aumentar la cobertura de los servicios de salud reproductiva, para que un mayor número de mujeres, sobre todo adolescentes, puedan planificar de mejor manera sus pautas reproductivas. 

«En Baja California, datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009, señalan que solo 62.6% de las adolescentes sexualmente activas (es decir, que tuvieron relaciones sexuales en el último mes) usaron métodos de control natal», se recalca.

Otro indicador que da muestra de este contexto, añade el comunicado, es la demanda insatisfecha, es decir, mujeres unidas que están expuestas a un embarazo y no hacen uso de ningún método de control natal a pesar de su deseo expreso de querer limitar o espaciar su descendencia; en el Estado, la demanda insatisfecha es de 6.7%, mientras que en las adolescentes aumenta a 17.1%.

«No usar métodos anticonceptivos conlleva a embarazos no planeados o no deseados. Datos de la Enadid 2009 indican que 33.0% de las adolescentes embarazadas al momento de la entrevista no planearon su embarazo y 12.5% declaró no desearlo», añade el Inegi, reiterando la importancia de proteger los derechos reproductivos de las adolescentes.

Respecto a la distribución porcentual de mujeres en edad fértil actualmente embarazadas por grupos de edad según planeación y deseo del embarazo en 2009, se cita el estudio «Perfiles de salud reproductiva» del Consejo Nacional de Población (Conapo), del cual se desprende que el 67.9 de las bajacalifornianas encuestadas dijeron haber planeado su embarazo, en tanto que 21% no lo planearon y 11.1% dijeron no haberlo deseado.

Sin embargo, el porcentaje se agudiza entre las adolescentes bajacalifornianas de entre 15 y 19 años, pues solo el 54.5% dijeron haberlo planeado, mientras que 33% manifestaron justamente lo contrario y 12.5% afirmaron no haberlo deseado; en tanto, en mujeres de 20 a 24 años, los porcentajes fueron 58.5%, 24% y 17.5%, respectivamente. 

En cuanto al panorama nacional de estos mismos indicadores, el 59.4% de las mexicanas de entre 15 y 19 años que participaron en el estudio manifestaron haber planeado su embarazo, mientras que 27.8% dijeron lo contrario y el 12.8% expresaron no haberlo deseado; en tanto, el promedio nacional considerando todas las edades de mujeres en edad fértil actualmente embarazadas, el 66.6% lo planearon, 20% lo opuesto y 13.4% aseguran no haberlo deseado. 

El Inegi destacó que según el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade), México y países como Argentina, Uruguay, Chile, Costa Rica, Colombia y Brasil, se encuentran en una transición demográfica avanzada, caracterizada por bajas tasas de fecundidad (menores de 2.5 y mayores de 1.5 hijos por mujer) y niveles de mortalidad considerados bajos e intermedios que los coloca con una esperanza de vida igual o mayor a los 71 años.

«De acuerdo con información desprendida de las proyecciones que realiza el Conapo, esta situación se reafirma, en 2013 la tasa global de fecundidad es de 2.2 hijos por mujer, mientras que la esperanza de vida aumentó 74.5 años», se expone en el reporte. 

La reducción de la fecundidad se da en un contexto en el que la población aumentó su escolaridad media y la población femenina tuvo una mayor participación en la vida económica, social y política del país; al mismo tiempo, los programas de planificación familiar fueron un soporte importante para que la población planeara de mejor manera su vida sexual y reproductiva, se explica en el comunicado de prensa.

«En México, datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009, señalan que solo 54.9% de las adolescentes sexualmente activas (es decir, que tuvieron relaciones sexuales en el último mes) usaron métodos de control natal. Otro indicador que da muestra de este contexto, es la demanda insatisfecha; es decir, mujeres unidas que están expuestas a un embarazo y no hacen uso de ningún método de control natal a pesar de su deseo expreso de querer limitar o espaciar su descendencia», se expone.

A nivel nacional, complementa el Inegi, la demanda insatisfecha es de 9.8%, pero en las adolescentes aumenta a 24.6%; no usar métodos anticonceptivos genera embarazos no planeados o no deseados y datos de la Enadid 2009 indican que 27.8% de las adolescentes embarazadas al momento de la entrevista no lo planearon y 12.8% declaró no desearlo.

«Tenemos el segundo lugar a nivel nacional de mujeres jóvenes embarazadas», dijo hace unos días Jorge Mario Madrigal Silva, director del Instituto Municipal de la Juventud de Tijuana, mientras que, en junio pasado, Iliana Castañeda Hernández, coordinadora del programa «Salud Reproductiva» en la Jurisdicción Sanitaria 2 de la Secretaría de Salud del Estado, detalló el número de casos registrados en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito durante el 2013.

«El año pasado atendimos a 14 mil mujeres menores de 19 años, que es la edad de adolescencia, 14 mil en el 2013, eso fue mucho, sí hubo una pequeña tendencia a la baja, pero definitivamente en esa edad no debería embarazarse ninguna, de todos los partos que atendemos en el Hospital General de Tijuana, que son muchísimos, aproximadamente el 30% son embarazos de adolescentes», expuso, opinando que esto se debe en parte a los medios de comunicación y a que persiste el tabú en los padres de no hablar de sexo con sus hijos.

No les hablaban de la menstruación, que es algo tan fisiológico y es algo de lo cual le tienes que hablar a tus hijas, no les hablaban las mamás, o de la erección matutina a los hombres, tampoco les hablaban de la masturbación, ellos lo van descubriendo poco a poco, nadie les dijo nada en casa, es lo que le dijo el amigo, lo que vio en la tele, algo por el estilo, afirmó Castañeda Hernández, citando un estudio de la Secretaría de Salud y la UABC.

Fuente: www.oem.com.mx

Empezó el retorno de maquiladoras de China

Previous article

Se ahogó joven en la Presa Morelos

Next article

You may also like

More in Tijuana