0

Entre la planeación de la fiesta de graduación, el viaje con sus compañeros a Cancún, la producción del video de la generación, y los exámenes de admisión a la universidad, el último año de preparatoria de la actriz Sofía Castro Rivera se irá volando.

«Va a ser un año muy divertido y de mucha nostalgia», nos dice la mayor de las tres hijas biológicas de la primera dama Angélica Rivera y el productor de televisión José Alberto Güero Castro.

Entre las cosas que extrañará de su escuela, serán los amigos con quienes compartió clases desde primero de secundaria en el Colegio Miraflores, la escuela a la que han asistido los seis hijos del matrimonio entre  Angélica Rivera y el presidente Enrique Peña Nieto. La mayor de los seis hermanos, Paulina Peña Pretelini se graduó en julio pasado de la misma preparatoria dirigida por la orden de las Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios.

«Amo mi escuela», dice esta joven de 17 años. «Me gusta el ambiente, mis amigos y quiero mucho a la directora de la escuela Sor Salud». Literatura e historia son sus materias favoritas.

Durante el ciclo escolar, Sofía reparte su tiempo entre las clases que inician a las 7 de la mañana, las tareas escolares y participaciones en telenovelas  de Televisa como Por siempre mi amor, Cachito de Cielo y La malquerida, así como la serie Como dice el dicho.

Sus vacaciones de verano fueron igual de ajetreadas pues la actriz viajó a España para su segundo curso con el cineasta argentino Juan Carlos Corazza, quien fue mentor del actor español Javier Bardem, protagonista de las películas Mar adentro, No Country for Old Men (Sin lugar para los débiles) y Beautiful. Sofía también disfrutó con su madre y sus hermanas un partido de la selección durante el Mundial de Brasil así como unas vacaciones familiares en Roma.

Al regresar a las aulas, Sofía Castro está decidida a seguir los pasos de su madre en la actuación y enviará sus solicitudes para cursar esta carrera en alguna universidad de Londres o Los Ángeles, dos mecas en la formación de talentos artísticos. «Todavía no sé en cuál porque hay muchas opciones», dice.

En esta etapa, Sofía sigue al pie de la letra el consejo de sus padres cuando les informó sobre su decisión de entrar al mundo de la actuación. «Mis papás me dijeron que la disciplina es la base del éxito», asegura. “Pienso subir escalón por escalón para tener una carrera sólida», asegura.

Actualmente, la actriz sabe que se trata de una carrera de largo aliento y que requiere muchos sacrificios. «(De mi familia) la que tiene la agenda más ajetreada soy yo», dice.

Y eso a veces implica perderse momentos con su familia como, la graduación de kínder de una de sus hermanas, alguna obra de teatro, o el cumpleaños de su papá. «No fui por estar trabajando”, recuerda. Sin embargo, no lo echa de menos. “Yo amo esta carrera y cuando ves el resultado de una sesión de fotos o de una actuación, es mi mayor satifsfacción”, asegura.

Inspirada en el ejemplo de su madre, Sofía también admira a las actrices estadounidenses Natalie Portman y Jennifer Lawrence. «Son actrices muy versátiles en sus personajes», asegura.

«¿Te gustaría ser como alguna de ellas?», le preguntamos. «Mejor», responde con decisión. «Yo voy a dar lo mejor de mí para llegar al nivel que quiero», dice.

De mirada despierta y sonrisa fácil, Sofía está consciente de la madurez de sus planes y su ética de trabajo. «Siempre he sido más grande de la edad que tengo», y después explica que el divorcio de sus padres la obligó a madurar y también a mudarse de la casa en el Pedregal a otra en Bosques de las Lomas y tiempo después a la Residencia Oficial de Los Pinos. Hace seis años también fue que este cambio en su vida la obligó a dejar el Instituto Highlands para inscribirse a la secundaria en el Colegio Miraflores.

Sin timidez se declara una romántica incorregible. Entre sus lecturas favoritas están las novelas  Bajo la misma estrella, Mírame y dispara y One Day de David Nicholls. Su sueño es formar una familia, tener hijos y convertirse en una buena actriz. Sin embargo, por ahora, sonríe al decir que está “soltera y con el corazón contento”

spia

Patrimonio cultural El «Burro Cebra» y la Gastronomía de Baja California

Previous article

CECUT: Está en proceso el primer disco de Ópera Ambulante

Next article

You may also like

More in Farandula