0

Los restos del avión de Air Algérie que se estrelló la madrugada del jueves en una zona desértica del norte de Mali quedaron desintegrados en un espacio de nueve hectáreas en la región de Gossi, zona que es vigilada por 220 militares de Francia, Mali y Holanda, informaron ayer autoridades francesas.

La región maliense de Gossi, donde ocurrió el siniestro, es una zona de sabana de “muy difícil acceso, particularmente en temporada de lluvias”, dijo en una comparecencia ante la prensa el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

El dispositivo militar que controla la seguridad sobre el terreno está compuesto por 120 militares franceses, 60 malienses y 40 holandeses integrantes de la Misión de la ONU en el norte de Mali (MINUSMA).

TERRORISTAS. “No es una zona de conflicto inmediato, pero la región de Gao es conocida por ser una zona insegura debido a la presencia de grupos terroristas. Tomamos todas las medidas para garantizar la seguridad de nuestros hombres y de las operaciones”, aseguró el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

El avión que cubría el jueves para la compañía Air Algérie la ruta entre Uagadugú y Argel “se pudo haber desintegrado en tierra”, ya que los restos se encontraron “concentrados”, lo que significaría que no estalló en vuelo, dijo el secretario de Estado francés de Transportes, Frédéric Cuvillier.

SUPERVIVIENTES. En una entrevista con la emisora de radio “France Info”, Cuvillier subrayó que con los primeros elementos disponibles “algunas causas (del siniestro) se han descartado, en particular el lanzamiento de un misil”.

El secretario de Estado, en otras declaraciones al canal de televisión “France 2”, avanzó que “teniendo en cuenta el estado del avión, es muy poco probable o incluso imposible que haya supervivientes”.

La localización formal de los restos del aparato, perteneciente a la compañía española Swiftair, se registró la noche del jueves, después de que fuentes concordantes de Mali, Burkina Faso y Holanda alertaran a Francia sobre su posible ubicación.

Jaime Labastida y su importancia de la poesía escrita y oral

Previous article

James Rodríguez: El jugador con más camisetas vendidas en dos días del Real

Next article

You may also like