DeportesUSA

Jugador de NFL acusado de maltrato infantil

0
La madrugada sábado 13 de septiembre el corredor de Minnesota Vikings, Adrian Peterson, llegó a una cárcel en Houston, Texas, en donde se entregó voluntariamente después de que fuera emitida una orden de aprehensión en su contra por el cargo de lesión a un menor de edad por negligencia.
En mayo de 2014, Peterson utilizó una rama de un árbol para disciplinar a su hijo de cuatro años de edad, golpeándolo en las piernas. El menor comentó de ello a su madre, quien lo llevó al médico, quien determinó que las lesiones del menor correspondían con lo contado por el infante.
En las declaraciones a la policia, el mejor también comentó que anteriormente había sido golpeado con un cinturón y puñetazos en la cara en ocasiones previas.
Debido a esta acusación, el running back no vio actividad en el emparrillado en la derrota de su equipo 30 – 7 ante New England Patriots, y su fianza fue fijada en 15,000 dólares.
El lunes 15 de septiembre, Peterson recibió la noticia de que podría volver a entrenar con los Vikings, decisión que fue duramente criticada por medios de comunicación y patrocinadores del equipo.
Dentro de ellos, la cadena de hoteles Radisson dejó de patrocinar al equipo, mientras que el gobernador del estado de Minessota, Mark Dayton, comentó que el corredor debería mantenerse suspendido mientras se resuelve el caso, así como varias repercusiones comerciales que ha sufrido el equipo.
Sin embargo, una nueva demanda de abuso fue dada a conocer por parte de los medios de comunicación, en los que se filtró la imagen de otro hijo de 4 años de edad de Peterson con una herida en la cabeza cubierta por vendajes.
La madre del segundo menor presentó una denuncia ante las autoridades correspondientes, aunque no se levantaron cargos al respecto.
El abogado de Peterson, Rusty Hardin, comentó que esta «segunda acusación» tiene más de un año y que la policía no había actuado al respecto de ella.
El 17 de septiembre, después de la lluvia de comentarios negativos que recibió el equipo, los dueños de los Minessota Vikings decidieron dar de baja al jugador, luego de «reflexionar su anterior decisión», inhabilitando al jugador mientras se resuelva su caso.
«Queremos dejar algo en claro: Tenemos una sólida postura respecto a la protección y bienestar de los niños, y queremos asegurarnos de que ello», declararon Zygi y Mark Wilf, dueños del equipo.
«Al mismo tiempo queremos manifestar nuestro apoyo a Adrian y el reconocimiento por sus más de siete años de espectacular compromiso a esta organización y esta comunidad», agregaron.
Adrian Peterson tiene programada una audiencia para declarar para el próximo 8 de octubre por el proceso que enfrente, del cual, en caso de ser encontrado culpable, podría recibir una sentencia de hasta dos años de prisión así como una multa de 10,000 dólares.
Por su parte la NFL, únicamente ha dado a conocer que se investigará el caso bajo la «Política de conducta personal de la NFL».

Daños devastadores en el Sur de Ensenada por «Odile»

Previous article

Un saldo de 4 muertos se registran en un dia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

More in Deportes