0

De todas las experiencias que puede tener un ser humano, sin duda viajar al espacio exterior se encuentra entre las más increíbles, en un sentido literal, por más que este adjetivo pueda parecer desgastado. Pocas cosas, en efecto, pueden compararse al hecho de salir del planeta y mirar el planeta, ese “pálido punto azul” en la inmensidad del cosmos.

Y, con todo, aun este hecho extraordinario puede quedar ensombrecido por ese otro aspecto de la naturaleza humana que es nuestra crueldad, nuestra capacidad de destrucción y de daño.

Así, por ejemplo, en esta fotografía tomada desde la Estación Espacial Internacional. A diferencia de otras tomas, sin embargo, en esta las luces no corresponden a una vistosa panorámica del sistema eléctrico de una urbe o la evidencia de la concentración poblacional. Es algo más simple aunque no por ello comprensible: las estelas y resplandores provocados por los bombardeos sobre la llamada franja de Gaza, en Medio Oriente, donde el gobierno de Israel y la organización palestina Hamas se disputan el territorio.

“Mi fotografía mástriste hasta ahora”, escribió Alexander Gerst, ingeniero de origen alemán que lleva 57 días a bordo de la EEI, desde donde se observaron las “explosiones y los misiles volando sobre Gaza”, según escribió en su cuenta de Twitter.

Detienen a «Spiderman» en Times Square

Previous article

¿Es realmente necesario bañarse diario?

Next article

You may also like