0

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detuvo en Baja California a un grupo de presuntos traficantes de Totoaba que transportaba un cargamento fresco de esta especie en extinción con valor estimado entre 35 y 60 mil dólares.

La Totoaba es una especie de pez de la familia Sciaenidae en el orden de los Perciformes.

En un comunicado la dependencia detalló que el contrabando conformado por seis ejemplares muertos de Totoaba, siete filetes y 12 buches de la especie tenía como destino el mercado asiático, donde se le considera como un producto con propiedades afrodisiacas.

El cargamento venía oculto en un compartimiento secreto y cerca del acumulador de la lancha que los detenidos utilizaron para su pesca furtiva.

El decomiso fue posible gracias a un operativo conjunto que contó con la participación de la Secretaría de Marina y elementos de la Coordinación Operativa de Vigilancia Ambiental de la Profepa, lo que derivó en la intercepción del grupo delictivo en las inmediaciones del campo pesquero el Caracol.

Las investigaciones permitieron ubicar a los presuntos traficantes y conseguir detenerlos justo cuando huían por vía terrestre en un remolque que arrastraba la pequeña embarcación, misma que contenía los artes de pesca furtiva utilizados.

Entre los artículos de pesca asegurados se encontró una red de aproximadamente 600 metros de largo, y una red de seda de aproximadamente 150 metros de largo, ambas con luz de malla de 10 pulgadas (totoaberas).

Además se encontró una cimbra con aproximadamente 250 anzuelos del número dos, artes de pesca diseñadas para la pesca de estos organismos.

La dependencia detalló que la embarcación es menor de tipo panga de aproximadamente 25 pies de eslora, además un vehículo tipo Pick-Up marca Ford modelo Bronco.

La acción forma parte de los recientes compromisos signados por el procurador Federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, con agrupaciones pesqueras con registro oficial, tras la ampliación del polígono de vigilancia de la Vaquita Marina y la Totoaba, en esta zona exclusiva del Mar de Cortés.

Los cuatro detenidos fueron remitidos al Ministerio Público Federal en donde uno se acreditó con nombre falso, pero al lograr determinar su verdadera identidad resultó estar ubicado por la autoridad judicial como un reincidente en esta clase de ilícitos. 

Instalarán pantalla en reloj del Centro

Previous article

Arranca la Guelaguetza en el Cerro del Fortín

Next article

You may also like

More in Destacado