0

Consuelo Luna Pineda, titular de la Procuraduría para la Defensa de los Menores y la Familia, manifestó que hasta el día 29 de julio del presente año han ingresado en las instalaciones de Tijuana 731 menores migrantes no acompañados, de origen mexicano, que fueron deportados de Estados Unidos después de haber intentado ingresar ilegalmente a ese país.

Luna Pineda abundó en que sus atenciones han tenido un incremento del 8.16% en lo que va del año, destacando un total de 927 ingresos en todo el Estado, donde la mayoría se concentran en la ciudad de Tijuana.

La procuradora destacó que además de los niños mexicanos, han recibido a 16 menores de origen centroamericano, los cuales a través de programas gubernamentales son puestos a disposición de las autoridades correspondientes para ser regresados a sus países.

En otra acción relacionada al cuidado de la infancia, que por diversas circunstancias quedó descuidada y se encuentran en casas hogar, la Procuraduría ha realizado 114 supervisiones a dichas instalaciones, de las cuales 39 se efectuaron en Tijuana, en las 107 instituciones registradas.

A estas mismas instituciones se les otorgó, después de una revisión exhaustiva, un recurso económico por 5 millones 522 mil pesos, para que adquirieran artículos de primera necesidad, de aseo personal para los menores, así como colchones y ropa interior.

Mientras que en colaboración con los comités de revisión y autoridades legales, se concluyó la revisión de varios casos de posibles adopciones, logrando asignar a 45 niños en 41 familias en todo el Estado de Baja California.

Por último, Consuelo Luna informó que de las mil 101 denuncias recibidas y los 5 mil 195 atenciones ciudadanas, 988 correspondieron a menores ingresados al DIF estatal, mientras que 655 fueron reintegrados a sus familias.

Último día para declaración de impuestos a pequeños comerciantes

Previous article

Mejoraran Infraestructura para tener una Frontera eficiente y de calidad. I. Guajardo.

Next article

You may also like

More in Destacado