0

Los bajos salarios empujan la pobreza en las ciudades de Baja California, afirmó el doctor Alejandro Díaz Bautista, economista, investigador nacional del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, y catedrático del Colegio de la Frontera Norte (Colef), luego de la discusión que inició el Gobierno del Distrito Federal en torno a los salarios mínimos.

De acuerdo con su punto de vista, sí hay salarios de pobreza en Baja California. Para el investigador, la política de aumentar el salario mínimo por debajo de la inflación ha reducido el poder de compra y generado más pobres en los últimos años.

«Ganar un salario mínimo en Baja California y en todo México equivale a estar dentro de la pobreza», sentenció.

Mencionó que la tasa de Condiciones Críticas de Ocupación fue del 5.9% durante el primer trimestre de 2014 en el Estado. Según explicó, esta tasa incluye a las personas que trabajan menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que trabajan arriba de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo, y las que laboran más de 48 horas semanales con una percepción de hasta dos salarios mínimos.

«Para aumentar el salario mínimo se debe tener un aumento en la productividad laboral de la misma proporción. Si los aumentos salariales no van acompañados de productividad, podría haber efectos inflacionarios; por lo que los salarios reales no aumentarían», abundó.

Detalló que en México se ha dado un fenómeno de precarización del empleo, que es una de las causas fundamentales en la generación de pobreza.

«Porque el salario real se ha mantenido estático en términos reales y a la baja, lo que ocasiona una pérdida de poder adquisitivo del salario real, causa fundamental de la pobreza. Se estima que para que una persona pueda tener el bienestar mínimo, debe ganar al menos 2 mil 565.3 pesos al mes», precisó.

Apuntó que el salario mínimo en México solo le sirve a un trabajador para cubrir sus necesidades alimentarias mínimas, pero no le ayuda a salir de su condición de pobreza permanente.

pobre

«Dos mil 18.7 pesos al mes es su valor fijado del salario mínimo, cifra inferior en 546.6 pesos a la línea de bienestar estimada, es decir, el equivalente al valor total de la canasta básica alimentaria y no alimentaria que una persona (no un hogar) debería poder tener al mes. Lo anterior significa que el salario mínimo nominal presenta un rezago de 27% en relación con la cesta de bienestar», reiteró.

Destacó que esta situación tiene estrecha relación con la pobreza en el país y que el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), calculado por el Coneval, presenta una propensión al alza desde principios de 2011, mismo comportamiento que se observa en la evolución de las personas que ganan hasta un salario mínimo.

Recordó que la Comisión Económica para América Latina (Cepal) señala que para que un hogar estándar de cuatro miembros, dos de ellos perceptores de ingresos, logre superar el umbral de pobreza, la relación entre el salario mínimo y la línea de bienestar debe ser superior a dos.

«En México, esta relación es de 0.79, y es el único país de la región que en la última década el valor del salario mínimo fue inferior al umbral de pobreza por persona», indicó.

Agregó que de 2008 a 2012, más de 200 mil personas se sumaron al millón de pobres que sobreviven en esta condición en Baja California, lo cual representa un crecimiento de un 24%, con las repercusiones sociales y en la seguridad.

«Las cifras de Coneval son contundentes y confirman que la población de Baja California continúa sumida en niveles críticos de pobreza al alcanzar en 2012 la cifra de un millón 10 mil 136 personas. Por lo que de 2008 a 2012, se sumaron 200 mil 410 personas a las filas de la pobreza en el Estado de Baja California. Recordemos que durante el 2008, solo se tenían 809 mil 721 personas en esta condición», externó.

Dijo que esto confirma la fallida política social y económica en Baja California de los últimos años, ya que aumentó la pobreza un 24.8% durante la presente administración.

«Se tuvieron fallas en vincular los esfuerzos locales, regionales y nacionales con las instituciones y los convenios internacionales y globales para que estos puedan ser útiles, en vez de un obstáculo, en la reducción de la pobreza. La entidad no se ha recuperado totalmente de la crisis económica de 2008, lo que ha afectado los niveles de bienestar de millones de personas en Baja California», explicó.

Finalmente, mencionó que la medición general para la población en pobreza, es la que tiene al menos una carencia social y percibe un ingreso inferior a la línea de bienestar, cuyo valor equivale al costo de las canastas alimentaria y no alimentaria juntas.

CECUT: Está en proceso el primer disco de Ópera Ambulante

Previous article

El actor Robin Williams es encontrado sin vida

Next article

You may also like

More in Destacado