0

Un Pueblo Mágico escondido en medio del Bajío. A unos minutos de San Miguel de Allende, Mineral de Pozos encierra diversos secretos que hay que conocer. Desde el momento que uno llega, un ambiente de calma provinciana envuelve el ambiente. Calles empedradas, construcciones antiguas y pequeños locales comerciales dan la bienvenida.

Mineral de Pozos fue un prolífico centro extractor de minerales (de ahí su nombre) hasta que la escasez de recursos, una inundación y diversos acontecimientos simultáneos, obligaron a sus miles de habitantes a abandonar la ciudad y convertirla en casi una ciudad fantasma. Decenas de minas quedaron abandonadas y hoy se mantienen como un recuerdo de la época en que la minería hizo de Ciudad Porfirio Díaz (llamada temporalmente así a principios del s. XX) un próspero pueblo. Hoy en día, muchas minas, haciendas y edificios de aquella época se pueden conocer y explorar.

Actualmente, quien visita Mineral de Pozos tiene una amplia oferta para todos los gustos. Para quien simplemente busca un espacio para pasar un fin de semana de paz y descanso, fantásticos hoteles boutique son los acogedores anfitriones que proporcionan un oasis de serenidad. Posada de Las Minas, El Secreto y Su Casa son refugios que sorprenden por la sofisticación de sus instalaciones. Incluso, Posada de las Minas cuenta con un edificio anexo con zonas de descanso: una amplia alberca, un moderno gimnasio y un tranquilo spa.

Para quien busca emociones un poco más fuertes, en Mineral de Pozos puedes visitar el Mision Bike Tour, centro deportivo con una enorme pista para ciclismo de montaña, reconocida como una de las mejores y más desafiantes del país. Experimentados ciclistas (campeones regionales y nacionales) te brindarán lo necesario en equipo y tips para que disfrutes completamente la experiencia. Si eres un ciclista amateur, no te preocupes, hay una zona de principiantes para que goces de las vistas con un tranquilo paseo.

Otra actividad que puedes realizar es la visita al Centro Tellus, parque donde se realizan actividades como el cultivo de plantas y vegetales orgánicos y donde se desarrolla la crianza de lombriz roja para la generación de abono. Un hostal y una mina para visitar completan las opciones de Tellus. No olvides comerte unos tacos de escamoles o de gusanos de maguey de la cocina del Centro.

Finalmente, tienes que hacer una parada en La Casa del Venado Azul, donde encontrarás instrumentos musicales realizados con materiales y técnicas prehispánicas. Ya sea que quieras un huehuetl, un teponaxtli, flautas, trompetas o, incluso, de instrumentos del mundo con materiales mexicanos –como un didgeridoo australiano fabricado con maguey mexicano–, este es el lugar ideal. Seguramente te sorprenderás.

De este modo, Mineral de Pozos se presenta como un secreto bien guardado que conserva mucho de la tradición del Bajío con ofertas de hospitalidad premium, resultando en una combinación ideal para el viajero conocedor.


Anuncian nuevo menú de Aeroméxico

Previous article

Nuevo Temblor de 5,2 grados, sin daños en Oaxaca, DF, Puebla y Edo., de Mexico.

Next article

You may also like

More in Baja Trendy