0

El brutalismo de la pick up eléctrica es un alivio para los bordes suaves y paletas de colores apagados en los aparatos.

Para muchos, cuando el excéntrico Elon Musk dio a conocer el Cybertruck de Tesla, el diseño del esperado vehículo diseño resultó desconcertante, por sus trazos que lo confinaban a un gran volumen.


Y es que, en los últimos años, los gadgets y diversos productos de las grandes compañías de tecnología, se han abrazado a una estética más amable, al estilo Apple.

Eso ha provocado que estemos rodeados de bordes suaves y redondeados y paletas de colores apagados, como en los smartphones, las bocinas inteligentes, los robots domésticos, los coches sin conductor, los relojes y otros gadgets.

Cybertruck está fabricado con un revestimiento exterior hecho para máxima durabilidad y protección de los pasajeros. Comenzando con un exoesqueleto casi impenetrable, todos los componentes están diseñados para proporcionar resistencia y firmeza superiores, desde la capa estructural de acero inoxidable laminado en frío ultraduro de 30X hasta el cristal blindado Tesla.

Con esos patrones, en un mundo de diseño sobrio, el brutalismo del Cybertruck llega como un alivio, aunque no parece práctico para circular por las transitadas calles de cualquier urbe.


Pero volvamos al diseño, y habría que decir que las cosas no siempre fueron así. A principios de la década de 2000, Apple era conocida por sus computadoras personales de colores brillantes. Los colores fluorescentes y los diseños gruesos eran populares en teléfonos y dispositivos para videojuegos. Pero al igual que los propietarios de viviendas se enamoraron de los interiores escandinavos, el minimalismo se hizo más popular en la tecnología personal. Dependiendo de los gustos, el resultado es una agradable uniformidad o una aburrida conformidad.

Se culpa a la hegemonía del diseño de Apple de contribuir a lo que la revista n+1 describe como “lo insustancial, lo plano y lo gris” del diseño moderno de mediados de siglo. La realidad es que la filosofía de diseño se adoptó ampliamente porque era popular, luego se volvió aburrida. Parece que ocurre algo parecido con los programas de televisión financiados por los principales servicios de streaming. La revista Vice señala que la mayoría de los programas de Netflix están filmados en un primer plano medio convencional. Esto significa que muchos programas tienen un aspecto similar, sin importar el contenido.

El Cybertruck es diferente. No hubo nada aburrido en su presentación, en la que Musk presumió del material de su nave espacial y de sus ventanas de vidrio blindado, y luego vio cómo su diseñador jefe rompía accidentalmente una de esas ventanas. Tampoco fue aburrido cuando TMZ grabó a Musk conduciendo una de las camionetas por Los Ángeles unos días más tarde, derribando una baliza al salir del famoso restaurante Nobu.

Por desgracia, el Cybertruck sigue desaparecido en combate. Cuando se mostró por primera vez al público, Musk dijo que la producción comenzaría a finales de 2021. En septiembre del año pasado todavía no había una camioneta, aunque en Twitter se afirmaba que tendría la capacidad de flotar. Las fechas siguen retrasándose. En una llamada con inversores en octubre, Musk dijo que Tesla está “en la última vuelta” y que la producción empezaría a mediados de 2023.

Caos en el sistema aéreo de EU y 1300 vuelos cancelados por falla en sistema

Previous article

¿Dudas por los cambios fiscales 2023? Checa esto

Next article

You may also like

More in Estilo