0

 El gobernador de California, Jerry Brown, firmó hoy la ley SB 1310 del senador hispano Ricardo Lara, que restringe las sentencias por delitos menores a un máximo de 364 días, para no exceder el año y evitar la deportación de un residente legal que haya cometido el delito.

De acuerdo con la legislación actual de California, un delito castigable por cárcel en un condado por un período que no exceda el año, es considerado un delito menor.

Bajo la nueva ley, se asegura que quien cometa un delito menor no sea condenado a un año en la cárcel.

Joseph Villela, director de Defensoría y Política de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) de Los Ángeles, aplaudió la medida asegurando que permite que las «familias inmigrantes permanezcan unidas evitando que delitos triviales las separen».

«Mientras el Gobierno federal continúa haciéndose el ciego con respecto a nuestro sistema de inmigración que no funciona, California sigue avanzando la legislación estatal para asegurar que los aspirantes a ciudadanos estén integrados dentro de nuestro tejido social en lugar de permanecer en las sombras», agregó Villela.

El activista destacó que la reducción de un día en la máxima sentencia impuesta por un delito menor a un residente legal sigue el sentido común ya utilizado por otros estados como Washington y Nevada.

La SB 1310 que recibió su aprobación en el Senado a principios de julio con 68 votos a favor, uno en contra y 10 ausentes había sido presentada al gobernador el 9 de julio para su firma o veto.

El senador demócrata Lara, de Huntington Park y Long Beach, al sur de Los Ángeles, explicó que la nueva ley corrige una ambigüedad dado que un delito mayor podía ser castigado con 365 días de cárcel o más, mientras que el máximo tiempo en la cárcel por un delito menor era de 365 días.

Así, en «algunas instancias un delito menor podía ser clasificado como grave a los ojos de la ley Federal», señaló hoy Lara en un comunicado.

«Dada esta discrepancia entre la ley estatal y la federal mucho residentes legales enfrentaron la deportación por cometer delitos menores».

Ayuntamiento de Mexicali en buscar de recortar 300 empleados municipales

Previous article

Comida, integración y bienestar en almuerzos

Next article

You may also like

More in California